top of page
Buscar

Recetas conquenses que tienes que probar

Dicen que la cocina conquense es muy calórica para poder combatir las bajas temperaturas, y así por ejemplo, cuando hace un día de frio y lluvia por aquí se dice que hace día de gachas. Lo primero se prepara el perol y una bota de vino, no sólo las gachas te van a ayudar a entrar en calor. Las gachas son una especie de bechamel con harina de almortas y agua que se consumía mucho para almorzar los días de trabajo en el campo.


Si son viudas se comen solas, y si son de matanza se acompañan con torreznos, con forro, los más sibaritas también les añaden higaditos. Las de matanza comienzan friéndose en aceite los acompañamientos y en ese aceite se fríe la harina de almortas junto con el pimentón. Luego se añade agua y se las deja hervir.



Cuando empiezan a "follar", a hacer pompas espesas están casi listas, sólo les queda que salga "el mapa", que suba el aceite a la superficie de las gachas. Y ahora viene el momento de comerlas, directamente del perol. El que lleve navajilla pincha el pan y da una mojá, sino con la mano se coge el pan y se moja, y ya sabes, mojá y paso atrás, que es de mala educación quedarse encima de las gachas.




¿Te apetece probarlas? Puedes contratar la Cena Degustación que, a parte de otros platos típicos y productos de la zona, probarás unas auténticas gachas de perol. ¡Qué aproveche!

45 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page